TÓXICOS PRIMAVERALES

Con la llegada de la primavera nuestros campos están más coloridos y alegres por la floración de muchas plantas. Pero esta estación entraña un riesgo especial para nuestras mascotas: la toxicidad de ciertas flores en el gato. Tanto las azucenas como los lirios de día pueden producir daño agudo en el riñón de tu gato. Un solo bocado de esta flor puede resultar dañina apareciendo distintos síntomas desde inapetencia, vómitos, alteraciones en la ingesta de agua y exceso de producción de orina. Las Calas son responsables de una grave irritación oral y esofágica. Si un gato mastica estas flores mostrará molestias en la boca y salivación, pudiendo llegar incluso a vomitar. Para finalizar, os hablaremos de la planta más fulminante para nuestros gatitos, el Lirio del Valle. Su toxina afecta directamente al corazón, produciéndole bradicardias, arritmias cardiacas graves y convulsiones. Si se observa un gato que ha comido esta planta necesitará atención veterinaria inmediata. Por ello en primavera y verano debemos tener especial cuidado con estas plantas ornamentales ya que son muy tóxicas para los gatos, bien porque estén en jardines o bien por estar dentro de vuestras casas.