Chequeos geríátricos. No lo dudes ¡Prevenir es mejor que curar!